SEGUIDORES

sábado, 18 de mayo de 2013

Esta vez les llego  la hora a la mesa y las sillas de mi cocina, en las fotos no se puede apreciar ,pero están un poco amarillentas con algún que otro roce y la tapicería agrietada, y demasiado bien están para el tiempo de uso diario que llevan.

 
 
 

 
 
 
 
 
Comenzamos por decapar y lijar, y  confieso que ha resultado bastante laborioso quitar este tipo de pintura o lacado,
 
 
 
 
 
 

  
Una vez lijadas procedemos a pintarlas con pintura acrílica con brillo en
  este caso le he dado dos pasadas.
 
 
 
 
 
 Mientras se secan ,procedo a cortar la poli  piel y a tapizar los asientos . 
  
 
 
 
 Una vez secas y tapizadas montamos los  asientos y este es el resultado quedando como nuevas.