SEGUIDORES

sábado, 8 de junio de 2013

Fue silla y termino leja

Este es mi ultimo trabajo, como podéis ver es una silla sin patas, se la ofrecieron a mi hija para mi.
 Cuando la vi no tenia muy claro que hacer con ella y sobre todo en donde la iba a colocar,
Hasta que surgió la idea iba a ser una leja para mi cocina.




 
He comenzado por serrar el asiento como podéis observar con esa herramienta se estaba convirtiendo en un trabajo de chinos así que me fui y compre una sierra de calar eléctrica.
 
 
 
 
Una vez ya serrada era quitar las chapas donde iban sujetas las patas, y rellenar los agujeros , con la pasta para madera,
 



 
En  el respaldo y al final de un lateral, le falta un trocito de la madera , así que he tenido que modelar con pasta y reconstruirlo y sellar alguna que otra grieta.
 

 
 
 
Una vez seco , paso a lijar toda la silla, decido que lo voy  a craquelar, jugando con los tonos de color de mi cocina, y paso a pintarlo con color plata metalizada
 
 




 
Ya seco le doy con craquelador  , lo  dejo secar un poco mas y le doy con pintura acrílica blanca.
 
 
 
 
 
 lo voy secando con el secador del pelo para que se formen las grietas,  lo dejo hasta el día siguiente para que este bien seco , paso a darle con barniz , lo dejo secar un día mas  pasando ya a colocar el trozo de madera que le corte al asiento, haciendo una leja mas pequeña.
 
Este es el resultado, en las fotos no se aprecia  bien,  mi cocina es blanca, y  el dibujo de la cenefa que veis es gris con plata y cristal .