SEGUIDORES

miércoles, 6 de marzo de 2013



 
Este marco junto con la mesita de noche es lo primero que he restaurado, con muchas ganas e ilusión.
El marco es sencillo y rápido ya que no estaba muy deteriorado. La mesita fue más compleja, la rescate del sótano de la casa de mi madre, sucia llena de polvo y telarañas, era oscura un tono marrón chocolate.
Lo primero que hice fue desmontarla y decaparla, tenia mil y una capa de barniz y ahí empezaron las sorpresas, la madera era clara como podéis ver y encima llevaba un dibujo y los círculos son incrustaciones de nácar.
Salieron también bastantes agujeritos hechos por la carcoma y una grieta en un lateral, en el mercado hay una pasta para ese menester, pero se puede hacer una pasta con restos del decapado mezclado con el polvillo de lijar y rellenarlo todo, y la verdad es que queda bien ya que no se nota en absoluto. Después ya fue cuestión de lijar y barnizar hasta conseguir que al tacto la  madera estuviese muy fina , una vez conseguido esto la termine con una buena capa de cera para madera y ya veis que queda genial. Ahora luce en un rincón de mi salón.
 
 
Los materiales que he utilizado son decapante, barniz lija, cera y mucha paciencia.